Las normas son documentos técnicos desarrollados y validados por instituciones de normalización acreditadas y reconocidas. Tienen diversos ámbitos de actuación, bien desarrollan métodos de ensayos, dictan especificaciones, establecen criterios ecológicos, o describen procedimientos de actuación…

Los organismos de normalización pueden ser de carácter nacional (es interesante conocer que solo hay un único organismo de normalización acreditado y reconocido por el gobierno de cada país); de carácter regional (cuyo ámbito es un conjunto de países); y de carácter internacional, cuyo ámbito es mundial, o no delimitado territorialmente.

En España el Organismo de Normalización Acreditado es AENOR, y las normas españolas que edita AENOR son las normas UNE. El organismo europeo de normalización es CEN (European Committee for Standardization), las normas que edita son las EN. AENOR es miembro de CEN, y como tal debe transponer o adoptar las normas EN. Y como organismos internacionales de normalización, a nivel mundial, el más ampliamente conocido y reputado es ISO (International Organization Standardization).

La fabricación conforme a una Norma asegura que el producto, y los procedimientos seguidos son los mas adecuados, y/o los mas ecológicos y/o los de mayor calidad..., en función del ámbito de la norma. Y la garantía de cumplimiento de una norma lo da la certificación.

El organismo certificador verifica que los requisitos establecidos en la norma se cumplen. En un procedimiento de certificación, la empresa debe aportar informes, pasar auditorias e inspecciones y se realizan ensayos probatorios en laboratorios externos.

La Certificación es garantía de cumplimiento con la norma, y el cumplimiento con la norma asegura que el producto y/o los procesos son los óptimos.

Normas

 Que un BioCom haya demostrado su capacidad de ser compostable de acuerdo con las normas internacionales asegura que pueden ser tratados en plantas de compostaje industrial bajo condiciones ricas en oxígeno y que al final del tratamiento producen dióxido de carbono, agua y biomasa.

En el ámbito de ASOBIOCOM, y para un BioCom, las normas europeas que demuestran esta capacidad de compostaje con éxito son:

- EN 13432:2000 Requirements for packaging recoverable through composting and biodegradation. Test scheme and evaluation criteria for the final acceptance of packaging.

- UNE EN 13432:2001 Envases y embalajes. Requisitos de los envases y embalajes valorizables mediante compostaje y biodegradación. Programa de ensayo y criterios de evaluación para la aceptación final del envase o embalaje.

Norma UNE EN 13432:2001

Se trata de una norma europea armonizada, es decir, acordada por la Comisión Europea como apta para dar presunción de conformidad con los requisitos de la Directiva de Envases y Residuos de Envases 94/62, en toda Europa.

Se centra en 4 puntos principales:

1. El control de los componentes con la verificación de la ausencia de materiales pesados.

2. El umbral de la biodegradabilidad es de un 90% y 6 meses máximo.

3. La desintegración: debe generarse fragmentos de materiales inferiores a 2mm X 2mm después de 12 semanas.

4. La ecotoxicidad del humus.

En paralelo está la EN 14995:2007: Plastics. Evaluation of the compostability. Program of testing and specification (UNE-EN14995:2007 Plásticos. Evaluación de la compostabilidad. Programa de ensayo y especificaciones), que es prácticamente idéntica a la EN 13432. Y que amplía el ámbito de aplicación de los plásticos cuando se utiliza en aplicaciones no envases. (La norma EN 13432 es de aplicación obligada cuando los plásticos se utilizan para el embalaje).

Otras normas que pueden ser equivalentes a las anteriores son: ASTMD 6400/2004, americana, BNQ 9011-911/2007, canadiense, y la JBPA/2011, japonesa.