Oxofragmentable

Determinados productos como bolsas de plástico y otros filmes flexibles, (por ejemplo para acolchados agrícolas), fabricados con polietileno (PE) están apareciendo en el mercado, con la indicación de ser "degradable", "oxo-degradable" u "oxo-biodegradable", y a veces incluso “compostable”, sin cumplir con la norma (UNE) EN 13432.

Pero estos términos, sin embargo, no conllevan las mismas características que la biodegradación en condiciones de compostabilidad.

La tecnología recientemente aparecida de oxo-fragmentación se basa en aditivos oxidantes, que se incorporan en los polímeros tradicionales acelerando la fragmentación de los mismos. Los ensayos realizados demuestran el no cumplimiento de los requisitos establecidos por la Norma EN 13432.

La forma en la que se publicitan estos productos ha sido examinada en dos ocasiones en sendas demandas ante tribunales. En ambos casos, la sentencia fue que los productores y/o comercializadores habían hecho afirmaciones falsas con respecto a la biodegradabilidad o compostabilidad. En las siguientes direcciones de internet se puede obtener información de estos casos, junto con Información de interés relacionada con los diferentes materiales, procedentes de organizaciones científicas, organismos de normalización u organizaciones de reconocido prestigio:

La Asociación Europea de Bioplásticos, European Bioplastics, considera que el uso de términos tales como biodegradable y compostable sin referencia a normas reconocidas es engañoso, al no ser reproducible ni verificable.

Desde AsoBioCom se recomienda exigir el certificado de cumplimiento de la EN 13432, a la de materia prima, en el caso de los transformadores, y al transformador por parte del comercializador del producto